Hola se que a muchos les parecerá una fantasía pero ocurrió en realidad soy un hombre casado de 52 años y habitualmente cojo la linea 10 de metro, es una linea que va con mucha gente por las mañanas, con los consiguientes apretones, un dia de esos en una de las estaciones entro una mujer aproximadamente de mi edad, y bueno se puso de espaldas a mi sin mas.

Con los apretones francamente yo note mi excitación incluso me note un poco cortado y violento, pero si note que a ella no parecía importarla, es mas a veces apretaba un poco mas, al llegar a mi destino pedi paso y ella miro con una sonrisa yo bastante cortado, no le di mayor importancia.

Pasaron unos dias y volvio a repetirse la historia esta vez si la vi que al verme provoco el ponerse delante de mi, misma situacion y yo totalmente excitado y cortado, pasaron unos dias y esta vez entro y se puso en frente de mi el metro se lleno yo podía notar como ella se apretaba junto a mi y se movía mi excitación fue al maximo, ella me abrazo como si me conociera y se apretó fuertemente ami yo me corrí encima he de confesarlo, al salir del metro se bajo detrás de mi y me entro. Entablamos conversación y nos presentamos yo no sabia ni que decir, me comentó que la gustaba y que la gustaba ese tipo de experiencias desde ese dia quedamos en el metro ella a veces venia sin bragas para facilitarme que la metiera mano y ella a mi.

Como trabajamos relativamente cerca a veces en los lavabos de mi oficina me masturbaba para ella o me lo hacia ella, cines probadores, según ella era una manera de no ser infiel a su marido.

La historia se termino cuando la trasladaron a Barcelona aun así a veces viene y repetimos, no es ningún relato es una historia real, los que cojen y las que cojen el metro sabran a lo que me refiero que ocurre en ocasiones cuando va lleno .

Un saludo a todos y todas.

Gregorio


×

 
×
¿HAS OLVIDADO TUS DATOS?
×

Subir