En Punta Galea, hace varios años, habia un picadero, no se si sera este, el caso es que cuando yo lo frecuentaba, habia un murete, el murete de los pervertidos, el cual tenia mas agujeros que un colador. Estos agujeros los hacian un tipo especial de usuarios del picadero, los cuales no lo usaban para llevar a la gachi en cuestión, sino para mirar. Cada x tiempo iba un tipo y hacia un agujerito a través del cual disfrutaba del paisaje de coches y parejas.
Un dia me canse, y fui con masilla suficiente para todos los agujeros y los tape. Pero fue una gran sorpresa el descubrir, al cabo de unos meses que volvian a estar los puñeteros agujeros. Volvi a taparlos y volvieron a hacerlos, hasta que finalmente desistí, harto de hacer de  albañil para preservar la intimidad de los usuarios del lugar.
A dia de hoy, ya no lo visito, pero a los usuarios, os recomiendo que os alejeis del murete en cuestion, que de tantos agujeros y remaches, cualquier dia se cae.
Rodri

2 comentarios:

  1. lexus cuatro treinta

    2 Agosto, 2014 at 17:35

    la historia era de lo mas morbosa hasta que se te ocurrió tapar los agujeros….

  2. Juan Carlos Soriano Giménez

    4 Junio, 2015 at 20:29

    Supongo que tapando los agujeros les incrementaste el morbo.

Dejar una Respuesta


×

 
×
¿HAS OLVIDADO TUS DATOS?
×

Subir